¿Cómo cuidar a bebes gemelos? claves que te ayudarán en tu día a día

En la mayoría de parejas, el inesperado suceso de esperar gemelos puede hacer que surja un sentimiento de inseguridad, temor, o rechazo. Si criar a un bebé supone todo un reto, cuando se trata de mellizos, el desafío se multiplica a la máxima potencia.

Si atraviesas un embarazo múltiple, o tus pequeños ya han nacido, es común y natural que te asalten las dudas y aflore este sentimiento de no sentirte capaz de cuidar a dos bebés a la vez.

Con una actitud flexible, relajada y compasiva, esta etapa puede convertirse en una de las más bonitas de tu vida. La paciencia, la organización y la capacidad para delegar, serán tus mejores aliados.

Para ayudarte en la tarea te comparto algunos consejos útiles para el cuidado de tus bebés gemelos.

Sí puedes, amamanta

Si aún no has tomado la decisión de amamantar a tus bebés, existen muchos asesores que pueden ayudarte en cuanto a la alimentación complementaria.

Muchas mamás nos sentimos juzgadas por qué decidimos no alimentar a nuestros bebés con lactancia materna, o porque la decisión es la lactancia mixta.

Entonces el primer consejo que te doy es que no te sientas juzgada por tus conocidos, parientes, y amigos porque no estás amamantando al 100% a tus bebés, el hecho es que sea cual sea la decisión que tomes, nunca dejarás de ser una buena madre.

Lo importante es que tú estés feliz y que también tus bebés lo estén, y que siempre el vínculo que debe prevalecer es el amor. Si por el contrario tu decisión es la lactancia exclusiva, una de las cosas más importantes es conocer sobre el agarre correcto del bebé y el pecho.

Así que hay muchísimos tutoriales en internet que pueden ayudarte a que el proceso sea más fácil, de tal forma que tu bebé pueda agarrar el pezón y la aureola y sobre todo que la aureola del pezón le quede en la zona blanda del paladar.

Por otro lado, tu matrona o una asesora de lactancia pueden enseñarte las mejores posiciones para amamantar a tus bebés a tiempo. No dudes en consultarlas, pues el apoyo de los profesionales en este aspecto es muy importante.

Crea una rutina.

Las rutinas son fundamentales para comenzar a aportar estructura a la vida de tus hijos y acostumbrarlos a adoptar ciertos hábitos, como tener horarios para la comida, horarios para el baño, horarios para el juego etc. En la medida de lo posible procura que cada actividad tenga su momento y su bitácora organizada, y que ésta se respete todos los días. La repetición ayudará a tus gemelos a adaptarse a un horario, y esto a su vez te facilitará su cuidado.

Procura que la alimentación, el descanso y el baño de tus bebés sean siempre a las mismas horas, para liberar tu rutina.

Acepta ayuda y colaboradores.

No temas recurrir a tus colaboradores cuando lo necesites. Cuidar a gemelos no es una tarea sencilla y en varias ocasiones sentirás que tu sola no eres suficiente para todas las actividades del día. Por tal motivo, no dudes en aceptar la ayuda que te ofrecen o pedirla cuando se requiera, especialmente durante los primeros meses.

Organízate con tu pareja y familiares cercanos para dividirse las tareas de cuidado de los bebés o colaborar en ellas. En ocasiones levantar tanto peso nos pasa factura y eso si pensamos en que salir a hacer compra con un carrito gemelar a veces suele ser mucho más complicado.

Arma una red de apoyo

Las aplicaciones y plataformas, así como las redes sociales; son uno de los mejores recursos para mujeres embarazadas y nuevos padres.

Te ofrecen consejos y calendarios semana a semana, acceso a videos, herramientas, listas, una animada comunidad de mamás, papás, y mujeres embarazadas, reseñas de productos útiles para bebé, contador de contracciones, y una vez finalizado el parto; algunas aplicaciones siguen el acompañamiento diario sobre la crianza durante un tiempo determinado.

Si te encuentras ante el reto de ser padre o madre de gemelos recuerda siempre que lo más importante es alentarlos a desarrollar su propia personalidad por separado.

Es común que en los primeros meses después del parto, te sientas agobiada o desbordada, no te sientas culpable por todo el estrés que te genere el cuidado de tus gemelos; recuerda que estás aprendiendo a ser madre de dos y lo haces lo mejor que puedes.

¡Anímate, ser mamá de gemelos no es una experiencia tan común, si te tocó, saca el mejor provecho de ella, eres una mamá especial!

 

 

 

 

Ángela

Me llamo Ángela, soy madre de un nene y una nena. En el 2012 cree este blog por puro ocio y fue creciendo hasta convertirme en mamá bloguera y ser una fuente de ingresos. Enseño trucos con los bebés, doy ideas y analizo productos para ayudar a otras mamás.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.