10 Beneficios de la lactancia materna según la OMS

¿Ya sabías que, en contraste con la guía publicada en 1989, en abril de 2018, la UNICEF y Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó su Guía de protección, apoyo y promoción a la lactancia materna?

¿Qué nuevas actualizaciones incluye esta guía?

Ésta actualización incluye nuevas recomendaciones que toman en cuenta las necesidades de bebés prematuros, bebés con problemas de salud o aquellos que presentan bajo peso en su nacimiento.

Estos son los 10 pasos para una lactancia materna exitosa:

1. La leche de fórmula no se debe promover en los centros de salud, a pesar de que debe estar disponible solo cuándo sea necesario.

2.  Formación y capacitación sobre lactancia materna para el personal del centro de salud.

3. Brindar información a las embarazadas y madres en los centros de salud, acerca de los beneficios de la lactancia.

Desde esta guía se insta a promover la preferencia por la lactancia materna. Sin embargo, se insiste en que la madre es quien debe tomar esa decisión. En caso de ser así, la propia guía de la OMS puntualiza que nunca se debe culpar a la madre por tomar esta alternativa.

Beneficios para la mamá:

  • Tienen menos sangrado en el puerperio, es decir, inhibe la hemorragia postparto.
  • Favorece la involución uterina
  • Disminuye el riesgo de hipertensión arterial, anemia y depresión posparto.
  • Disminuye la incidencia de osteoporosis.
  • Favorece la disminución del peso.
  • Permite mejor tolerancia del dispositivo intrauterino

Beneficios para el bebé

  • Disminuye la mortalidad infantil
  • Protege contra infecciones
  • Previene la desnutrición
  • Facilita la digestión
  • Disminuye la obesidad
  • Favorece el apego a la madre

4. Facilitar el contacto entre el bebe y la madre piel a piel al nacer.

Este debe realizarse los primeros cinco minutos y cuando ambos se encuentren médicamente estables. Debe tener una duración de al menos una hora para favorecer la subida de la leche en la madre.

5. Apoyar a las madres en el inicio y desarrollo de la lactancia, así como a resolver las dificultades que puedan presentarse.

Las clases de preparación al parto pueden ser insuficientes e incompletas; en este sentido, el apoyo es fundamental para esta etapa, enseñarle cómo adoptar la postura correcta, reconocer cuándo la toma ha terminado, detectar señales en el bebé que indiquen hambre entre otros. Hay muchas dudas para una madre primeriza.

Por lo tanto, los médicos y el personal de salud deben contar con la formación necesaria para ayudar a las madres.

6. No proporcionar al bebe recién nacido algún alimento o fluido diferente a la leche materna, salvo que esté indicado por prescripción médica.

7. Alojamiento conjunto, facilitando la convivencia de la madre y su hijo durante las 24 horas al día.

El alojamiento conjunto disminuye el riesgo de infecciones nosocomiales, el bebé y la madre se conocen más rápido es un factor protector para establecer y mantener la lactancia materna exclusiva y facilita la alimentación a libre demanda para evitar molestias como el estreñimiento en el bebé.

8. Enseñar a las madres a identificar las señales que indican cuando su bebe quiere mamar.

Es importante recordar que la lactancia debe ser «a demanda»., nunca se deben establecer horarios rígidos para las tomas. Nunca se debe esperar a que el bebé llore para darle el pecho.

  • Se agita, abre y cierra los ojos, abre y cierra la boca.
  • Saca la lengua y mueve la cabeza buscando el pecho.
  • Se estira y aumenta el movimiento físico.
  • Se lleva los puños o las manos a la boca

 9. El chupete no debe ofrecerse al bebé hasta que la lactancia no esté totalmente establecida. 

No se debe suministrar biberones y chupones a bebés que están siendo amamantados, el tipo de succión es diferente al del pecho, y se debe evitar el síndrome de confusión del pezón como consecuencia, el bebe rechaza el pecho en algunas tomas parece nervioso y confundido debido a las distintas formas de succionar.

10. Ofrecer atención continua y asistencia sobre la lactancia materna a los padres y sus bebés después de recibir el alta hospitalaria.

La lactancia materna es un comportamiento social aprendido y un acto natural de proporcionar el alimento ideal para favorecer el crecimiento y desarrollo del recién nacido y lactante. Por tal motivo, se debe capacitar a la madre sobre lo beneficioso de comenzar la lactancia lo antes posible y ofrecerle el apoyo profesional durante la estancia hospitalaria y después de haber recibido el alta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Me llamo Ángela. Todo comenzó hace 4 años cuando tuve a mi pequeño Mateo y me gustó tanto que tuve a una niña llamada Valentina. Intento escribir sobre mi experiencia y dar consejos para ayudarte desde el parto al posparto y los primeros años.

Sígueme

Recientes