5 Mejores mochila portabebés que puedes comprar

Las mochilas de portabebés respetan la ergonomía natural de cada bebé y al mismo tiempo ofrecen comodidad a los padres, debido a que se transporta de manera segura sin dejar de visualizar al pequeño. Esto es genial, porque tanto los padres como el bebé no pierden el contacto y se ejecutan todas las actividades planificadas.

Asimismo, los padres evitan los dolores de espalda y otras lesiones que quedan después de cargarlo por varios días. Además, tus manos quedan libres y te permite abrir puertas, buscar un documento y hasta tomar un jugo sin tener que bajar al pequeño. En cierta forma, los padres toman el control y manejan mucho mejor la situación.

Si aún no conoces estos accesorios o no te gustan los fulares, las bandoleras o las mochilas mei tai, te invitamos a que veas todos los beneficios que te ofrecen a través de nuestra guía para elegir la mejor.

Mejores mochilas portabebés actualmente

Ergobaby Mochila Portabebé

Iniciamos con una mochila con un atractivo diseño que te permite portear al bebé desde a partir de las 45 libras (5,5 kg). Ofrece 4 niveles de posición: espalda, cadera, frontal hacia ti o hacia adelante, además cuenta con hebillas para un cierre efectivo.

Además de las correas acolchadas ajustables, incluye una correa de cintura, también ajustable, nos dará más estabilidad, le otorga al bebé libertad de movimiento y es un soporte lumbar para el porteador. Es una mochila que entre otras cosas ofrece confort al máximo para el bebé, el tipo de asiento cuenta con la estructura ergonómica adecuada para conservar su postura natural.

Adicional, dispone de un soporte para la cabeza con un nivel de sujeción medio que impide el tambaleo con el movimiento. Está elaborada con algodón en su totalidad, lo que se traduce en tejidos suaves y elásticos.

El mantenimiento de esta mochila es muy sencillo, el tipo de tela permite lavar la máquina con jabón convencional e incluso se mete en la secadora. Y para finalizar, se destaca que el diseño esté disponible en tres colores: azul, índigo, gris y negro, estos son unisex.

Ergobaby EBCAPEABLK

 

Ergobaby trae un modelo de mochila bastante ambicioso, es uno de los más vendidos y el más valorado porque tiene todo lo necesario para ser una excelente alternativa.

Esta mochila cuenta con una asiento estructurado que te va a acompañar junto con el crecimiento del bebé, el peso requerido mínimo es de 3,2 kg hasta los 20 kg. Además, es un producto certificado por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera que garantiza que el bebé conserva la posición de rana.

La mochila tiene otras cualidades, dispone de un cinturón de soporte lumbar que distribuye el peso en caderas y hombros. Adopta 3 posiciones de porteo y tiene un soporte plegable acolchado para la cabeza y el cuello, está capucha, es desmontable y ofrece un nivel de protección solar (SPF 50+)

Es un accesorio muy versátil porque se usa para transportar al bebé y permite dar pecho al bebé con una postura adecuada para que se alimente sin inconvenientes.

Su diseño es moderno y con una estética impecable, tanto las correas como la estructura del asiento tienen líneas curvadas y costuras dobles para evitar las rozaduras. Y lo mejor es que es plegable, se puede lavar a máquina a 30° de temperatura y está disponible en 14 colores.

Boba 4GS Mochila Portabebé

 

El diseño de la mochila Boba 4GS tiene varios puntos diferentes a los dos modelos que te hemos mostrado. Se trata de un modelo con correas más gruesas, acolchadas y una estructura acorde con la postura de los bebés. El cinturón se adapta al porteador, no importa si es una persona de contextura delgada o gruesa, de igual manera lo puedes usar.

Está elaborado con un tipo de algodón biológico certificado e inteligente que se adapta a las altas y bajas temperaturas, no retiene la humedad y además es transpirable. Esto aporta un poco más de ligereza a la mochila.

Su uso se recomienda entre los 5 y 18 meses sin soporte o adaptador. Si deseas emplearlo entre los 0 y 4 meses, solo coloca el adaptador y listo. Es importante recalcar que el peso mínimo para el uso del adaptador es de 3.5 kg, bebés recién nacidos de menor peso no deben portearse.

Está disponible en 8 atractivos colores. A un excelente precio adquieres una mochila, el adaptador para recién nacidos y la capucha para sostener la cabeza a un precio increíble.

BABYBJÖRN Mochila Porta Bebé Move

 

Estamos hablando de una mochila estable que cuenta con asiento ergonómico y un diseño innovador, elaborado en tela de red 3D ligera y con la flexibilidad que necesitas para que tu bebé sienta confort en todo momento.

Su estructura es fuerte y a primera vista se aprecia la calidad. Es una mochila fácil de quitar y poner, las hebillas y las correas de hombro y cintura son ajustables para que cualquier persona pueda usarlo.

Es posible portear con bebés recién nacidos que al menos tengan un peso de 3.2 kg, no requiere un adaptador porque lo tiene incluido dentro del asiento. A diferencia de los otros modelos que te hemos mostrado, este solo soporta un peso de 12 kg, lo que significa que se utiliza más o menos hasta los 18 o 24 meses.

Este modelo de mochila portabebés es apto para todas las etapas de crecimiento, y se puede colocar en dos posiciones: hacia adentro y hacia afuera, permitiendo que el niño vaya explorando el mundo a tu lado. Con la compra adquieres una mochila, una funda para guardarla y un babero del mismo color.

Para finalizar, te comentamos que la mochila se lava a máquina con un detergente para ropa delicada y no requiere de secadora. Así que podrás lavarla sin complicaciones.

Manduca XT Mochila Portabebe

 

Este es otro modelo de alta calidad que sirve para portear a diario. Se ajusta de acuerdo el peso y talla de cada bebé y lo acompaña durante toda la etapa de crecimiento. A simple vista, se aprecia la rigidez de su estructura que conserva la posición natural del bebé.

Resalta del resto de los modelos de la comparativa porque cuenta con una extensión de espalda única, patentada y las cremalleras son Zip-in. Permite llevar al bebé en 3 posiciones y es una mochila cómoda que conserva la posición “M”.

Es importante recalcar que garantiza comodidad para el bebé y el porteador, esto gracias a los tirantes acolchados y el cinturón con soporte lumbar. La marca sabe lo crucial que es para los padres poder distribuir el peso y con las correas gruesas lo ha logrado, además no causa rozaduras.

Elaborada con un tejido 100% algodón orgánico extra suave y sin costuras en la entrepierna, esta mochila cumple con todos los requisitos necesarios para ser recomendada.

BABYBJÖRN Mochila Porta Bebé One Air

 

Y para finalizar, no se podía pasar por alto el modelo One Air antártica/ leopardo de BABYBJÖRN. Una marca que se ha caracterizado por ser un símbolo de calidad y elegancia que ofrece solo productos de excelente calidad.

Una mochila apta para portear que soporta un peso entre 3.5 kg y 15 kg, lo que significa que será tu aliado para transportar en todas las etapas de tu hijo y hasta los 2 o 3 años aproximadamente.

En esta oportunidad el diseño ha cambiado un poco y el espaldar ergonómico viene pegado a la correa ajustable, que además de ser gruesa, cumple a cabalidad la función de soporte lumbar. Este cinturón es más fuerte en este modelo y es un plus adicional para ubicarlo en las mejores opciones.

Su uso permite 3 posiciones y el diseño es llamativo, dinámico y unisex. Es fácil de lavar y no requiere secadora. One Air es una mochila versátil que se adapta a tus necesidades.

¿Cuánto tiempo se puede llevar a un bebé en la mochila?

Si estás planificando comprar estas mochilas o ya has elegido la que quieres, es importante que sepas cuánto tiempo se puede llevar a un bebé en la mochila. Pero, antes vamos a detallar un poco acerca del uso para poder responder está interrogante.

Este accesorio no debería ser usado antes de los 6 meses, debido a que entre 0 y 5 meses los bebés aún no están del todo desarrollados y pueden ocasionar daños leves a su columna. Por ello, es mejor evitar este tipo de problemas y usarlo cuando el bebé mantenga su cabeza estable e incluso ya se siente.

Lo antes mencionado es solo una sugerencia, recuerda que no todos los niños son iguales y cada uno tiene su proceso de crecimiento. Existen bebés que ya a los 5 meses se sientan y son muy estables, mientras que otros a los 7 meses es que lo logran.

Dicho esto, ahora hablemos acerca del tiempo de uso. Una mochila para bebé se puede usar de forma continua por un lapso no mayor a tres horas. Te explicamos por qué, aunque las mochilas en su mayoría están elaboradas con telas anti transpirables, retienen la temperatura,  con lo que hay que estar pendiente de que esto no incomode al bebé.

Por otra parte, los cambios de pañal son la excusa perfecta para dar más libertad de movimiento y permitir que el bebé se estire. Aunque no con esto te queremos decir que el bebé se encuentre incómodo dentro de la mochila, lo que ocurre es que estar es esa posición de manera prolongada, los aburre, sobre todo si ya están en la etapa del gateo.

Ahora bien, en cuanto a la edad recomendada para usar, también lo marca el bebé. Muchos llegan hasta los 12 y 14 meses dependiendo de su contextura o el equivalente a de 16 a 18 kg, obvio en esta etapa es mucho más difícil mantenerlos quietos. Pero, sirve para transportarlos en caso de salidas de emergencias.

Aunque se dice que estás mochilas, se utilizan hasta que el bebé comienza a caminar. De igual manera, esto depende de las necesidades de cada padre. El porteo, propiamente dicho, no tiene límites de edad ni de peso, todo depende de los accesorios y sus características. Si encuentras una mochila que soporte un peso considerable y tu hijo aún no llega a ese peso, entonces ¿por qué no utilizarlo?

¿Has visto bebés recién nacidos en mochilas portabebés?

En algún momento has observado bebés recién nacidos en estas mochilas.

Lo que ocurre es que algunos modelos vienen con un adaptador o reductor especial de 0 a 3 meses, y son especiales para el porteo. Sin embargo, no es recomendable usarlo de forma continúa o esporádica sin la autorización de un pediatra.

Por lo antes mencionado te recomendamos que emplees la mochila con responsabilidad y mejor consultes con tu médico de confianza antes de tomar esta importante decisión.

¿Cuál es la mejor marca de portabebés?

Los modelos que hemos analizado en esta comparativa son variados. Sin excepción, cuentan con características similares; sin embargo, los diseños, la estética, la manera y otros aspectos como el precio son distintos.

Estas mochilas de bebés han tenido excelente valoración y los comentarios de los usuarios que se atrevieron a comprar son en su mayoría positivos. Esto ocurre porque seguramente se dedicaron a buscar una mochila que se adapte a sus necesidades.

Si aún no has elegido te vamos a orientar un poco acerca de las mejores marcas de portabebés:

Babybjörn

Es una marca líder en accesorios para bebés que ha estado durante generaciones elaborando hamacas, mochilas portabebés de montaña y cunas de viajes de altísima calidad.

Todos sus productos sin excepción son sinónimo de simplicidad, de hecho los modelos de mochilas son fáciles de poner, flexibles, ergonómicas y con este toque de lujo que tanto los caracteriza. Otro aspecto que hace resaltar estas mochilas de otras marcas es el cinturón abdominal, es mucho más robusto, más grueso y al juntarse con los tirantes dobles acolchados permiten al porteador vivir una experiencia agradable.

No hay forma de que una de estas mochilas te cause problemas, cuenta con materiales resistentes, son fáciles de usar, se guardan y despliega con facilidad, caben en cualquier bolso de almacenamiento y la relación precio/ calidad es más que aceptable. Además, el soporte de cabeza flexible es único en el mundo de las mochilas.

En esta comparativa hemos puesto dos modelos de esta marca que son fabulosos. Lo que más agrada de Babybjörn es que al comprar sus mochilas tienes la garantía de que llevas un producto calificado y certificado que va a apoyarte en las primeras etapas de crecimiento de tu bebé.

Manduca

Manduca es sin lugar a dudas una marca aceptable que vende mochilas para bebés de calidad a buen precio y con gran respeto hacia la ergonomía propia de los primeros años. Aunque no cuente con los mismos años en el mercado que Babybjörn, ha logrado tener un buen puesto en el mercado español.

Bajo el lema Crianza natural, Manduca es en la actualidad una excelente alternativa para adquirir accesorios de porteo. Tienen muchos modelos no solo de mochilas, también venden fulares, mochilas de almacenamiento y cobertores con diseños increíbles.

Cada vez son más los padres que se inclinan por esta marca, y los comentarios de los usuarios en su mayoría son opiniones positivas. Se habla muy bien de los materiales que utilizan, conservan la ergonomía en todo momento y es una marca con espíritu joven que se interesa por los padres y sus bebés. Eso se aprecia en todo lo que hacen.

Actualmente, se encuentran en España y Portugal, pero gracias a las tiendas online han logrado expandirse y ser reconocidos.

Ergobaby

Ergobaby es una marca que apoya el porteo ante todo, de hecho presume con orgullo que es el primer sistema de viaje certificado respetuoso con la espalda. Y con una referencia como esta, es casi imposible no tomarlo en cuenta cuando eliges una mochila portabebés.

La cantidad de productos que venden son variadas y tienen mochilas adecuadas para cada edad. Además, venden coches, sillas de coche, fundas protectoras de mochilas y decenas de accesorios para que en un mismo lugar encuentres todo lo que necesites para transportar a tu bebé.

Esta marca maneja una relación precio/valor/calidad admirable; sin embargo, en el mercado estos productos suelen tener un coste superior, pero bien merece la pena realizar una inversión. Debido a que compras una de estas mochilas y estás seguro de que te va a durar todo el proceso.

Boba

Otra marca que hay que considerar es Boba, catalogada como la mejor mochila para bebés recién nacidos, merece la pena analizar en detalle. La marca se presenta como la evolución de las mochilas ergonómicas y cuenta también con certificados por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera (IIDC).

Muchos modelos de fulares, accesorios, mochilas, ropa especial para porteo y hasta juguetes. La marca tiene miles de seguidores y la aceptación por parte del público es increíble. De alguna manera, se mantienen en el mercado con las mismas expectativas que en sus inicios y han logrado ser tendencia en las principales tiendas online.

¿Cómo saber si la mochila es ergonómica?

El porteo solo trae beneficios tanto para el bebé como para los padres o el porteador, y esto es algo no tan fácil de encontrar. Existen miles de modelos en el mercado que promocionan ergonomía y en realidad no es así.

Sabemos que no vas a estar de tienda en tienda comprobando que los fabricantes no hayan mentido al respecto, lo que sí es una alternativa es considerar algunos criterios para que confirmes la ergonomía y así elijas la correcta. Aquí te vamos a dejar todas las características que necesita una mochila ergonómica:

¿El bebé mantiene la postura natural?

Cuando nacen los bebés se ven un poco arqueados y las piernas flexionadas, esta posición la adoptan en los primeros meses y la van perdiendo a medida que van creciendo. Es más, a los 6 meses aún mantienen esa postura con la espalda en forma de C y las rodillas elevadas por encima del culete, y esto es lo que hay que cuidar.

Si una mochila no respeta la ergonomía natural del bebé, simplemente se descarta y te vas por otras alternativas. Llevar un bebé colgado con las piernas estiradas sin ningún soporte interfiere en su desarrollo, ya que la cadera y la espalda no cuentan con la suficiente estabilidad en estos meses. Por ello, se tiene que poner especial énfasis en los siguientes aspectos:

  • Elige un modelo que tenga una separación en las piernas moderada, la distancia en la entrepierna permite que estén a los lados sin forzar la abertura. Si tienes la oportunidad de medir la distancia entre pierna y pierna sería genial, esta debe estar entre 10 y 15 cm, más o menos no es recomendable.
  • Una mochila ergonómica permite que las rodillas queden flexionadas en paralelo a las nalgas y hasta un poco elevado
  • La espalda no se mantiene recta, al contrario, el bebé se tiene que relajar sin poner una rigidez. Recuerda que no se debe enderezar ni alterar la posición inicial.

Es importante recalcar que los bebés a medida que van creciendo van de cierta manera “estirándose un poco más”, así que no te alarmes si tu bebé tiene 5 o 7 meses y queda como colgado. Si el cómo parte de su propio crecimiento va mostrando más estabilidad, es probable que estire las piernas por completo y aun así siga manteniendo la ergonomía y comodidad.

Soporte adicional

Si planeas comenzar el porteo desde el mes 0 te recomiendo comprar una mochila con soporte adicional. Si bien la columna C se necesita respetar, también es una realidad que sin este accesorio es posible propiciar daños a futuro.

Recuerda que tu prioridad no es la mochila de transporte, sino buscar garantizar la evolución natural de bebé sin obligar al cuerpo a adoptar posiciones. Esto parece una gran responsabilidad y efecto lo es, por fortuna las mochilas portabebés en la actualidad en su mayoría son evolutivas. En otras palabras, cuenta con accesorios, en este caso, soporte, que te ayudan a ir anexando a la par del crecimiento.

Dejando en claro, que si quieres portear al bebé desde recién nacido añades los soportes. Pero, espera un momento, esto no es tan fácil como elegir una con soporte y ya. Requieres de la autorización o más bien la asesoría de un especialista para poder estar convencida de que estás haciendo lo correcto.

Toma en cuenta que no todos los accesorios son del agrado de los pediatras ni son tan buenos para los niños como lo plantean los fabricantes. Existe la posibilidad dependiendo de las circunstancias que para tu hijo este accesorio sea el correcto, o quizás no.

Tipos de telas

No es lo mismo una tela suave que una flexible. La suavidad es una cualidad, pero no en exceso, la tela de tu futura mochila requiere de ambas características: tejido flexible y suave.

Los diseños que tienen cremalleras, exceso de broches, contrafuertes ni varillas hay que descartarlos de entrada. Nada interfiere en la comodidad de tu hijo, y eso es una regla. Las telas suaves que cuentan con flexibilidad son más resistentes y se amoldan a la posición natural de su cuerpo. Además, son fáciles de lavar y tienen otra cualidad, la transpirabilidad.

Esto es perfecto porque permite que no se concentre la humedad y no altera la temperatura del bebé, por lo que no tendrás preocupaciones con rozaduras, sarpullidos o picazón.

La tela que envuelve al bebé tiene que cubrir su espalda por completo, sin presionar. Si cubre la cabeza o queda a la mitad de la espalda, no es la mochila correcta.

Altura de la mochila

Ya has considerado los dos criterios anteriores, ahora comprueba que sea del tamaño correcto. Una mochila ergonómica va a permitir que visualices al bebé cara a cara sin interferir con la visibilidad del perímetro, es decir, estás atenta al exterior y tienes contacto con el bebé.

Un tips es probar que el bebé se encuentre muy cerca de ti y con solo inclinar un poco en tu cabeza puedas besar la suya. En este punto, es el tamaño correcto, si ves que queda muy por debajo aún ajustando las correas mejor buscar otras opciones.

También es importante que la cabeza no quede por encima de tu barbilla, esto no es seguro ni para ti ni para el bebé. Pues, corres el riesgo de caer o limitar tu ángulo de visión.

La espalda del porteador también es importante

Si piensas que si tu bebé está cómodo es más que suficiente, es un error. El porteador es el que lleva la carga y por ende las mochilas incómodas no son una buena idea. Una mochila que respeta la fisionomía del porteador soporta el peso y los distribuye en la zona lumbar, la espalda, las caderas y los hombros.

Asimismo, la mochila se adapta a la contextura y tamaño, permitiendo que las correas y los tirantes son ajustables. Por supuesto, estás si son acolchadas son mucho mejor para que no cause molestias ni rozaduras.

Seguro, te preguntarás ¿cómo me pruebo la mochila si estoy haciendo una compra online? Pues, fácil, recuerda que te dijimos que las correas deberían ser ajustables. Bueno, busca en las reseñas las que cuenten con esta característica, es más de ser posible, evalúa que tenga broches de aluminio o de algún material robusto que no te dé sorpresas en el futuro.

Estabilidad de la cabeza

Una mochila ergonómica ofrece estabilidad en la cabeza. Puede ser a través de un soporte envolvente que se ajuste directo en su cabeza o directo del espaldar, se despliega una especie de almohadilla con sujetadores laterales que impide el balanceo.

De ambos modos es perfecto, no desestimes su utilidad. Recuerda que tu pequeño no cuenta con estabilidad y aún no controla su cabeza. Mientras esto ocurre no lo puedes dejar desprotegido, sea cual sea tu decisión, él necesita un nivel de sujeción aceptable y la única manera de hacerlo es buscando el accesorio ideal.

Son varios criterios lo que determinan si una mochila es o no ergonómica, ya tienes suficiente información y puntos a evaluar, esto sin lugar a dudas influye en tu decisión de compra y marca la diferencia.

¿El porteo es recomendable?

No importa si el porteo se realiza en la mejor mochila ergonómica del mundo, de ninguna manera puedes pasar muchas horas con el bebé en la misma posición. Todo en exceso es malo y sobre todo cuando se trata de tu bebé.

Con respecto a este punto en específico, presta un poco de atención. Los bebés en algunas culturas pasan la mayor parte del día con él a cuestas, y esto no es del todo malo. Por una parte, permite a la madre hacer sus labores, hacer colecho y realizar distintas labores que con el bebé cargado es imposible de realizar.

Asimismo, tener “al bebé encima”, ya sea en mochila, fular o bandoleras, tiene otros beneficios, entre ellos se destacan:

  • Permite cuidar a los bebés en todo momento
  • La madre o el porteador mantiene al bebé protegido e incluso supervisa que esté todo bajo control incluso cuando los días que está enfermo.
  • Fortalece los vínculos entre el bebé y los padres o su cuidador. Es tal así que estos bebés lloran mucho menos y duermen mejor porque sienten el contacto directo con los latidos del corazón y no hay lugar más confortable que esto.
  • Permite a las madres estimular la lactancia. De hecho, algunas mamás que se les dificulta la lactancia está práctica, funciona como “disparador de producción” y ayuda a que el cuerpo produce de forma natural. Asimismo, si la madre tiene un busto grande o demasiado pequeño, se puede lograr mejor postura y lograr tener una lactancia efectiva.
  • Un beneficio que tiene la mochila portabebés es que evita la deformación de la cabeza y permite que las caderas se desarrollen de manera adecuada.
  • Calmas a los bebés con mayor facilidad, el contacto físico nunca está de más.
  • Permite a los padres no cansarse en extremo porque el peso del bebé se distribuye de forma natural y no recae sobre el hombro, las caderas o la espalda. Esto es perfecto para mamás que han quedado con sobrepeso después del parto.
  • Y para finalizar, el porteo ayuda a que la cabeza no siempre esté rígida en un colchón o capazo.

¿Cuántas horas puedo portear a mi bebé?

Con relación a la cantidad de horas que es recomendable portear al bebé, está a tu criterio. No hay número de horas exactas que se permiten o no; sin embargo, se toma en cuenta algunos factores como: la contextura, los meses o si camina o gatea.

Si tus necesidades como padre o madre así lo requieren y has comprado unas mochilas que cumple con todas las normas de ergonomía, tu bebé está sano, puedes pasar muchas horas con el bebé a cuestas.

Además, evalúa el clima porque si estás en pleno verano no es recomendable subir un poco más la temperatura y por más transpirable que sea la mochila, los cuerpos acumulan calor. Por lo tanto, es indispensable que tu hijo se sienta fresco para que no tenga que lidiar con el llanto.

La cantidad de horas es a tu gusto, si necesitas salir con el bebé y pasar horas en la calle puedes hacer el porteo con tranquilidad. Solo toma en consideración lo antes mencionado y de ser posible haz unas pautas para que el bebé se estira o encoge un poco.

¿Qué es mejor pañuelo o mochila para bebés?

Aquí hemos entrado en un tema controversial porque a lo largo de este camino como padres vas a escuchar diversas opiniones. Recuerda que no es recomendable ir tomando como referencia las experiencias de los demás porque estos tienen necesidades diferentes a las tuyas.

Dicho esto, nos vamos a enfocar en el tema en cuestión. Hablar de que el pañuelo es mejor que la mochila de bebés o viceversa es algo irresponsable, debido a que las dos opciones traen múltiples beneficios. Así como tú estás decidido a practicar el porteo muchas madres prefieren transportar a sus bebés en capazo o coches, y esto no es para nada malo. Sin embargo, es importante disponer de otras herramientas de transporte, además de los carritos para bebés.

Cada cabeza es un mundo, lo que sí es cierto es que si tu presupuesto te alcanza intenta tener dos opciones, el coche y el fular o mochila. No hay que desestimar el trabajo de los padres, puede ser que hay días que estás cansado y no tienes energía para cargar al bebé y no hay mejor forma que tener un coche a la mano.

Con respecto a cuál es mejor pañuelo (fular) o la mochila, la respuesta es: depende. Ambos mantienen la postura de la espalda en forma de “C” y las piernas abiertas al nivel del culete. Además, tiene la posibilidad de hacer colecho y mantenerlo cerca de tu pecho por más tiempo.

Los fulares están fabricados con un tipo de tela elástica, no hay hebillas, broches ni correas ajustables es más liberal. Pero, tiene una desventaja y es que no todos saben atar el nudo con facilidad, aunque no es imposible. Otro punto negativo es que tiene límite de edad, porque ya cuando alcanzan los 6 o 7 meses requieren de otro accesorio porque por más calidad que tengan los tejidos, la elasticidad se pierde.

Esto no ocurre con las mochilas ergonómicas, estás también ayudan a la correcta postura, son cómodas, seguras y sirve para niños hasta los 20 kg, esto equivale 2 años o más.

Lo más importante es que elijas el que a ti como porteador te haga sentir más cómodo. Además, evalúa el uso, si te sientes más segura con la mochila o te gusta el diseño del fular, tú eres quien tiene la última palabra. Cada uno es muy bueno en su estilo y con ambos logran transportar a tu bebé sin inconvenientes.

¿Cuánto dura el porteo?

Muchas madres se preguntan ¿Cuánto dura el porteo? Y la respuesta es, simplemente, mucho. El porteo no como tal, no tiene fecha tope, siempre que tu hijo sea receptivo lo puedes aplicar por años, incluso cuando sea un niño entre 3 o 4 años y hable mucho puedes portear.

Aprovechar al máximo esta oportunidad es un privilegio que va a ayudar a tus hijos a ser más independientes. Al contrario de lo que muchos piensan, la dependencia viene muy relacionada con la seguridad y esto no tiene discusión. Si tu hijo se siente seguro va a poder tener más confianza en sí mismo y en cierta forma eso es lo que aporta a nivel emocional el porteo.

Sea cual sea el accesorio que elijas, un fular, una mochila para bebé o una bandolera, es importante portear. Tú eliges el medio, algunas son más prácticas que otras o menos costosas, pero por fortuna tienes muchas opciones que se adaptan a tus necesidades.

No con esto queremos decir que los coches no son una buena alternativa, tal como te lo mencionamos en los bloques anteriores, los cochecitos son indispensables, pero con ellos no puedes crear una experiencia multisensorial, ofrecer calma física o proximidad.

Optar por el porteo de manera exclusiva depende solo de ti. Lo fundamental es que se realice con la técnica correcta y el accesorio indicado, respetando todo lo que te hemos comentado hasta ahora.

¿Cuándo portear hacia adelante?

Te vamos a mostrar cuál es el momento correcto para portear hacia adelante. Antes queremos explicarte que el porteo no se hace exclusivamente mirando hacia ti, también es posible ejecutarlo mirando hacia adelante, en la cadera o en la espalda.

Todas las formas de porteo son válidas; sin embargo, la edad del niño va a determinar la posición correcta para implementar. Vamos a profundizar un poco acerca de las fases de desarrollo y cuál es la ideal en cada etapa para que no solo manejan la información de portear hacia adelante, sino el tipo de porteo dependiendo la edad:

Portear de frente a ti

Esta es la manera más común de hacer el porteo, de hecho es una de las más recomendables si tu bebé tiene entre 0 y 3 meses de edad. En esa etapa jamás se cambia de posición, la ergonomía de su cuerpo no es apta para estar en otra postura. Además, favorece mucho al despertar social, desarrolla habilidades visuales, reconoce las caras humanas, aprende a diferenciar las voces y se siente protegido.

Por otra parte, este tipo de porteo ayuda a fortalecer los músculos del cuello y verás como gira la cabeza por sí solo.

Porteo hacia delante

Este porteo comienza alrededor de los 6 meses, pero no es recomendable adoptar siempre esa misma posición. Muchos bebés a esta edad se mueven sin parar y si estás caminando, bajando escaleras o pierdes el ángulo de visión es fatal para ambos.

A diferencia de otros tipos de porteo, el soporte ergonómico, aunque tenga las piernas en “M” no es apto para pasar muchas horas en esta postura. Se utiliza para calmar algún berrinche, tomar sol o sentir el viento, o para que de vez en cuando vea que pasa a su alrededor. De hecho, una hora o un par no está de más, pero no es buena idea usarlo para el diario o un mayor número de horas.

Considera que no todas las mochilas para bebés sirven para esta posición. Si tu intención es probar esta postura de vez en cuando, lo mejor es buscar una que te dé está opción.

¿Portear de espalda?

Si es posible, siempre y cuando tu bebé haya alcanzado los 10 kg, sea mayor de 12 meses y cuentes con una mochila apta para esta posición. En esta etapa el niño ya cuenta con el dominio de su cabeza y ha dejado atrás la posición en “C” y su cadera tiene mayor fuerza.

Si tienes una mochila ergonómica que soporten este peso, no hay inconveniente para portear de espalda. Esto a los niños les encanta y hasta lo toman como un juego. Esta postura la adoptan más los hombres que las mujeres, al parecer es más cómodo para ellos. Todo es cuestión de gustos.

 

 

Ángela

Me llamo Ángela, soy madre de un nene y una nena. En el 2012 cree este blog por puro ocio y fue creciendo hasta convertirme en mamá bloguera y ser una fuente de ingresos. Enseño trucos con los bebés, doy ideas y analizo productos para ayudar a otras mamás.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.