Cuidados especiales del bebé en Verano

Cuando se aproxima el calor una de nuestras preocupaciones como madre es conocer los cuidados especiales que debo tener con mi bebé en verano, para evitar que pase por un estado de deshidratación, incomodidad por la temperatura, problemas de piel, y otro factor que también me inquieta es cómo le voy a garantizar el sueño durante esta temporada tan calurosa.

Nuestro recién nacido necesita estar bien hidratado y más durante el verano, tengo que recordar que en esta etapa de la vida el bebé se mantiene hidratado consumiendo leche materna y en su defecto las fórmulas, porque el agua a esta edad no es recomendada por los pediatras porque les puede afectar su nutrición y en algunos casos les puede ocasionar diarrea.

Si le damos lactancia materna en verano debe ser a libre demanda y si es fórmula materna igual, es posible que en esta temporada la demanda sea aun mayor, porque instintivamente el organismo le va a pedir para mantener la temperatura de su cuerpo.

La importancia de la ropa.

En el momento de seleccionar la ropa de nuestro pequeño, es importante que seleccionemos una ropa de algodón para evitar que la temperatura de su cuerpo suba y pase un mal rato, además no es necesario que lo abriguemos si hace calor, porque ellos son como nosotros y es un mito que a los bebé los tenemos que mantener abrigados así haga calor.

Cuando salgamos de paseo con nuestro recién nacido nos recomiendan los especialistas que evitemos las horas donde el sol esté fuerte para cuidar la delicada piel del bebé, por eso el uso de sombrilla, camisetas y por supuesto el uso del protector solar debe estar en nuestra lista de paseo como artículo indispensable.

Si durante el paseo notamos que el bebé está muy incomodo, un pañito húmedo lo puede ayudar para refrescarlo y poder continuar con nuestro recorrido, siempre la sombra es una gran opción y evitar el sol directo para que el bebé esté lo más cómodo posible.

¿Cómo puede dormir mejor un bebé en verano?

En la hora de dormir es posible que el bebé se sienta incómodo por el calor y no consiga conciliar el sueño, para ello hay que ser paciente y antes de arrullarlo hay que vestirlo con ropa ligera y ventilar un poco la habitación para que baje la temperatura de la misma, son elementos que nos van ayudar para favorecer un buen sueño del recién nacido.

No podemos olvidar que en esta temporada los insectos son muy comunes y le pueden generar muchas enfermedades a nuestro pequeño y para protegerlo un mosquitero es ideal, pero también podemos buscar unas aplicaciones para el móvil que emiten un sonido que los ahuyenta y de esta manera evitamos picaduras.

Podemos disfrutar el verano con nuestro recién nacido y para ello solo necesitamos adaptarnos a las necesidades de él y tomar en cuenta todas las recomendaciones para el bienestar de nuestro pequeño para que no pase un mal rato y nosotros un gran susto, recordemos que la salud de nuestro hijo está en primer lugar.

 

 

Ángela

Me llamo Ángela, soy madre de un nene y una nena. En el 2012 cree este blog por puro ocio y fue creciendo hasta convertirme en mamá bloguera y ser una fuente de ingresos. Enseño trucos con los bebés, doy ideas y analizo productos para ayudar a otras mamás.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.