5 Beneficios del yoga durante el embarazo

El yoga es una de las disciplinas que más nos puede ayudar a que nuestro embarazo sea lo más agradable posible, porque si bien es cierto que durante nuestro embarazo nuestro cuerpo sufre cambios, el yoga nos orienta para que los cambio no nos afecten negativamente y sepamos como aliviar los síntomas que nos podrían causar molestias.

El yoga nos brinda ejercicios de bajo impacto que podemos realizar sin ninguna contraindicación durante el embarazo, evitando que estemos sedentarias lo cual podría generar enfermedades por falta de movimiento trayendo como diabetes estacionaria, pre eclampsia y obesidad.

Los estudios que hemos revisado nos resaltan que los ejercicios de yoga durante el embarazo son más efectivos que caminar, además si el yoga está acompañado con los ejercicios de meditación, nos puede ayudar a superar los problemas depresivos que son muy comunes que los suframos durante el embarazo.

Si practicamos yoga durante el embarazo vamos a notar que los niveles de estrés bajan y por consiguiente nuestro sistema inmunológico se va a ver favorecido, desarrollando los anticuerpos para defendernos y conservarnos sanas, distante de de sufrir enfermedades durante todo el proceso de gestación.

El yoga nos ayuda a disminuir los dolores de espalda porque sus ejercicios trabajan los músculos a través de estiramientos, que fortalecen los músculos para que estén preparados para soportar el cambio de peso, que va a permitir que tengamos equilibrio y control con nuestro cuerpo

En el embarazo solemos tener dificultades para conciliar el sueño, gracias a los ejercicios de respiración y relajación podemos notar que mejoramos el sueño y le transmitimos al bebé tranquilidad y no el estrés que genera el no dormir, además nos permite también desarrollar una relación con nuestro bebé desde el vientre que favorecerá nuestra relación luego del parto.

Practicar yoga durante el embarazo nos puede preparar para el parto, para que este no sea doloroso y así evitamos la cesaría que es aun más dolorosa y la recuperación es lenta, dificultando que podamos realizar nuestras actividades cotidianas y la atención del recién nacido.

El yoga nos prepara emocionalmente para el parto, haciendo de nosotras unas personas más seguras, con más confianza en nosotras mismas, transmitiendo tranquilidad y enfocándonos en que nos vamos a encontrar con nuestro bebé, dejando a un lado el miedo.

También prepara el cuerpo para el parto, preparándolo anatómicamente para que el proceso sea más fácil para nosotras ¿Cómo? Se ejercitan los músculos de la pelvis a través de estiramiento. Además, con los ejercicios del yoga vas a ganar conciencia de las funciones del periné durante el embarazo, que es toda la musculatura del piso pélvico que se deben ampliar lo máximo para evitar un desgarro.

Sin duda, practicar yoga durante el embarazo nos va a preparar integralmente para recibir a nuestro niño con un cuerpo sano y un equilibro psicológico, porque trabajamos las emociones y nos prepara para tener un parto sin trauma, nos enseña técnicas de respiración para que estemos tranquilas durante el proceso y los miedos y angustias queden a un lado en este momento.

Estos son algunos canales para practicar yoga si estás embarazada:

 

Ángela

Me llamo Ángela, soy madre de un nene y una nena. En el 2012 cree este blog por puro ocio y fue creciendo hasta convertirme en mamá bloguera y ser una fuente de ingresos. Enseño trucos con los bebés, doy ideas y analizo productos para ayudar a otras mamás.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.