Beneficios de la faja en el embarazo y porqué deberías llevarla

El embarazo es una etapa de múltiples cambios, psicológicos, emocionales; donde los cambios físicos son por supuesto, los más evidentes. Estos cambios físicos nos acarrean ciertas consecuencias ya que se trata de que un nuevo ser está creciendo dentro de nosotras, y a medida que el cuerpo se va reacomodando para la gestación y el futuro parto, las madres solemos sufrir muchas molestias.

Una de las molestias más comunes es la de la zona abdominal y la parte de la espalda, pareciera que son inevitables; sin embargo, éstas dos molestias tienen solución. Tanto la incomodidad que se manifiesta en la espalda, como la molestia en la panza se pueden aminorar si eliges una faja maternal, la cual es ideal para sobrellevar con comodidad esos últimos meses de gestación.

¿Cuándo es recomendable usar faja en el embarazo?

Se aconseja usar la faja maternal cuando entramos en el tercer trimestre de gestación, este es el momento donde más la necesitamos, ya que cumplirá la función de soporte, nos ayudará a “sostener”, el peso extra en nuestro cuerpo, puesto que el útero en esta etapa, tiene mucha más cantidad de líquido amniótico, esto sumado al peso del bebé, lo que dificulta algunos movimientos.

Para algunas de nosotras el simple hecho de caminar puede producirnos ese molesto efecto de rebote, que puede ser poco conveniente para el bebé. ¡Es aquí donde entra la faja a salvarnos!, ya que suaviza esos movimientos y minimiza esa sensación de incomodidad haciéndonos el día a día mucho más llevadero.

¿Cuánto tiempo puedo usar la faja de maternidad?

Esa respuesta puede variar, ya que algunas madres deciden dejar de usarla unas semanas antes del parto y otras la llevan hasta el mismo día en que van a dar a luz. Esto depende de la necesidad que cada una de nosotras tenga y de la intensidad de las molestias provocadas por el peso.

Es muy importante tener en cuenta que la faja NO se usa para dormir, a menos que sea estrictamente necesario. A esa hora, ya en la cama, podemos acomodarnos bien y descansar de esas molestias generadas durante el día. En ese sentido, la mayoría de los médicos que recomiendan usarla nos explican que la finalidad, aparte de la protección que brinda, es que podamos disfrutar más del embarazo.

¿Qué otros beneficios me aportan la faja durante el embarazo?

  • Alivia los dolores en la espalda.
  • Brinda mayor estabilidad a la columna.
  • Proporciona una posición erguida más saludable.
  • Minimiza la compresión del bebé sobre la zona pélvica.

¿Qué debo tener en cuenta cuando elijo la faja maternal?

Fundamentalmente debo elegir una faja que estrictamente haya sido diseñada para ser utilizada durante el embarazo, ésta debe ser elástica, que no comprima excesivamente el abdomen ni el útero. Las fajas maternales son diseñadas con un nivel de compresión adecuado, son ajustables, son diferentes a las fajas que se utilizan en post parto.

Otro aspecto importante es que la faja tenga un tamaño acorde con nuestra estatura y peso, ya que solo así se logrará la sujeción adecuada. Es fundamental que nos sintamos cómodas con ella, que la usemos sin molestias en nuestras actividades diarias.

Siempre es importante que consultemos al médico y nos aseguremos que usar la faja en cada caso, sea seguro; también él es el indicado para darnos algunas recomendaciones para su uso.

Finalmente, solo me resta decirte, que espero que el contenido del artículo te sea útil, mereces vivir tu embarazo de la mejor manera posible, disfrutar de cada una de las etapas de la gestación y guardarla como el recuerdo más hermoso que nosotras las mujeres podemos tener ¡Feliz embarazo!

 

Ángela

Me llamo Ángela, soy madre de un nene y una nena. En el 2012 cree este blog por puro ocio y fue creciendo hasta convertirme en mamá bloguera y ser una fuente de ingresos. Enseño trucos con los bebés, doy ideas y analizo productos para ayudar a otras mamás.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.